Las botas largas están de vuelta en el mundo de la moda. Muchos analistas afirman que esta noticia es muy buena para la industria del cuero ya que implicará una mayor utilización de la materia prima en producción de calzado. También parece ser muy bueno para el sector de los productos de lujo, ya que en algunos casos este artículo produjo furor de compras.

Por ejemplo, el Financial Times informó que se agotó el stock de las botas Niki de Saint Laurent, que tienen 3000 cristales de Swarovski en cada bota. El periódico destacó que todos los pares se vendieron en tan solo semanas a través del shopping online Net-A-Porter, aunque costaban casi 7000 libras esterlinas el par.

 

 

Esta tendencia fortaleció, a su vez, la compra de este tipo de botas de otras marcas, mediante otros canales de venta digital.

Muchas empresas están incluyendo botas largas en las colecciones de las nuevas temporadas. Una de ellas es Isabel Marant, que destaca su línea Lostynn de botas que llegan por encima de la rodilla.

Zara y Russell & Bromley son tan solo algunos de los vendedores minoristas que están dando un lugar destacado en sus locales a las botas largas, diseñadas por las empresas para la próxima estación de invierno del Hemisferio Norte.
————————————-
Leatherbiz / CueroAmérica